Peter

Peter ha escrito un relato corto sobre un día patinando en el hielo. a través del texto él comparte su pasión por el patinaje. En este texto Peter utiliza los tiempos del pasado que está aprendiendo en sus clases.

UN DIA DE PATINAJE

El invierno pasado hice un magnífico recorrido en patines. Era un día muy bonito con el sol y un cielo azul. Me levanté temprano y a las nueve estaba en el hielo. Afortunadamente había poca gente, de modo que tenía todo el espacio para mí. Después de un hora estaba un poco más animado, puesto que la mayoría de la gente nunca viene temprano. Mucha gente vive en el sur o en el oeste y tiene que ir en coche de 1 a 2 horas o más. Una gran parte del lago había sido limpiada y se podía patinar muy bien. Pero, quería patinar hacia otros destinos. Tenía que cruzar un camino y entonces podía seguir adelante a través de una zanja amplia con nieve. Estaba patinando mal, me caía y me levantaba. Sin embargo me sentía bien, la nieve sobre el hielo y sobre los árboles y las can͂as. Patinaba solo y oía solo mis patines cuando los empujaba. Después de unas horas llegué a un canal grande, donde se había limpiado el hielo. Después pude hacer velocidad otra vez. A los ocho horas de patinar, volví a la salida. Tenía dolor de rodillas y pies, pero tenía un gran satisfacción por este buen día y tenía ganas de tomar una bebida.